Puede escuchar el artículo

Nos encontramos en medio de una encrucijada, que está a punto de cambiar el curso de nuestro estatus de seres humanos en el mundo que habitamos.

Rostroazul

Publicado en el Boletín número 31

Es fruto de una Agenda perversa (Agenda 2030) la llaman,  diseñada por unas elites oscuras, que solo hablan a través de Instituciones globales, se refugian en edificios enormes de grandes corporaciones y pretenden convertirnos, de especie superior dominadora del planeta y de sus animales a nuestro servicio, a ser relegados a meros cohabitantes planetarios, equiparados en derechos a otras criaturas con licencia para existir, solo si cabemos en su numerología y se respetan las cuotas poblacionales, que van a ser determinadas como en China por esas elites, que aspiran a conformar un gobierno mundial y que han acaparado todo el poder económico y la riqueza; e instaladas en enormes politburós, repartirán como migajas el derecho a procrear, a viajar por determinados lugares, a ser atendidos médicamente, si no te han quitado los puntos de la cartilla por mal comportamiento; a alimentarte ya veremos en qué condiciones y en qué dirección alimenticia; a tener ya veremos que propiedades y finalmente a decidir por ti y en el peor de los casos por tu familia, si tu vida ya no merece ser atendida hospitalariamente, por ser una vida amortizada.

El humanismo cristiano; aquel que consideraba al hombre sujeto de Grandeza, Dignidad y Conciencia personal. Aquel que consideraba al hombre portador de valores eternos; enemigo del capitalismo y del comunismo, será literalmente una idea del pasado a erradicar con alguna ley de memoria histórica.

Aquel hombre hecho a imagen y semejanza de Dios del Génesis bíblico será considerado como un hombre arcaico. Hasta puede que extinguido como los Neardenthales.

Pero recordemos el Génesis en el libro de los libros, el más impreso en la historia de la humanidad:

26 entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgarla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

29 y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. 30 y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así.

31 y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera.

 

Pues bien esa agenda globalista, llamada 2030 cuyos objetivos se concretan, eso dicen, a favor de la persona, el planeta y la prosperidad; guiará las decisiones que adoptarán los gobiernos y la sociedad durante los próximos 15 años, y cuyos propósitos son:

1.- Fortalecer la paz universal (porque solo habrá un pensamiento filosófico y político, aplastando cualquier disidencia);

2.- Dentro de un concepto “más amplio” de la libertad (en donde ya no tenga el individuo casi nada que decidir, porque todo vendrá impuesto desde arriba);

3.- Erradicando la pobreza en todas sus formas y dimensiones ( limitando a una cuota de humanos nuestra presencia planetaria); 

4.- Asegurando el progreso social y económico “sostenible” en todo el mundo (gracias al aborto, a las técnicas de control reproductivo, esterilización y eutanasia)

 5.- Además de garantizar los derechos humanos de todas las personas (como se está viendo con el pasaporte COVID con todo el que no se quiera someter a su control) y 6.-alcanzar la equidad de género (esto es la disolución del género para destruir la idea del génesis tal como fue concebida. Y destruir la familia unida y heterosexual escuela del amor y fuente de la felicidad del ser humano desde su alumbramiento)

 

El mundo que aventuro tras la agenda 2030 ya está en pleno ensayo y parece que hay mucha prisa por obtener los resultados apetecidos. Un hombre que tendrá unos derechos paralelos a los de un esclavo en Roma. Sera feliz porque no tendrá nada que decidir. Se le dará cama y comida, pero no la deseada. Podrá satisfacer sus necesidades sexuales, pero no para lo que fueron diseñadas por el creador. Se fomentará con las del mismo sexo de forma obsesiva para contradecir al génesis. No se aburrirá porque trabajará donde y para lo que le digan. Solo podrá procrear con autorización superior y en los límites establecidos. Algunos privilegiados podrán cazar o pescar algo dentro de un control tan exacerbado que lo hará aborrecible. Como ya ocurre en la actualidad no se podrá acampar al aire libremente en un lugar salvaje porque todo estará reservado para lo salvaje y el hombre no podrá señorear nada como le otorga el génesis.

Le dejaran viajar o salir de casa cuando a la contaminación le parezca saludable pero la contaminación no la medirá él, sino que la consultará en la pantalla del móvil. Por último para quien tenga inquietudes espirituales habrá una religión única muy conectada con el ecologismo, donde se leerán  memeces como las recitadas por Bergoglio en la pastoral LAUDATO SI (sobre el cuidado de la casa común)  y quizás con una vuelta a la brujería, al espiritismo con renovadas manifestaciones de la antropofagia como ya confiesan actores de Hollywood, que admiten abiertamente que han comido carne humana en sus festejos y que no es más que una burda imitación del espíritu del anti-cristo o del impío en tratar de imitar las misteriosas disposiciones (antropofágicas) de Jesucristo en orden a comer su cuerpo y su sangre.

«El que coma mi cuerpo y beba mi sangre tendrá vida en mí y yo lo resucitaré en el último día» Jn 6,54 

Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida» por esto todas las religiones que antes de la evangelización adoraban a la serpiente, como las religiones de Aztecas y Mayas, estaba obsesionados con comer el corazón de hombres sacrificados y beber su sangre y así es como cuenta la fabulosa crónica de Bernal Diaz del Castillo uno de los oficiales de Hernando Cortés como el propio emperador Moctezuma se lo espetó al caudillo extremeño…. ¿y porqué os repugna tanto que nuestros sacerdotes hagan eso cuando los vuestros dicen simularlo con pan y vino?

En efecto, al mono de Dios, al adversario, le interesa verse adorado como a un Dios (así se lo pidió el diablo a Jesucristo en el desierto) y trata de imitar su mundo angélico jerarquizado, pero claro está destruyendo la disidencia e  implantando la esclavitud y el sometimiento de la humanidad a su voluntad, creando un infierno de sociedad  y su ofensiva, nos cuenta el libro del Apocalipsis, que vendrá con toda audacia y fuerza al final de los tiempos antes de que el reinado definitivo de Dios sea restaurado como fue concebido en la creación.

Así nos lo anuncia san Pablo hablándonos en Tesalonicenses 2 sobre la Parusía el tiempo cumplido y la nueva venida de Jesucristo “Primero tiene que producirse la apostasía. Entonces aparecerá el hombre del pecado, instrumento de las fuerzas de perdición, el rebelde que ha de levantarse contra todo lo que lleva el nombre de Dios o merece respeto, llegando hasta poner su trono en el Templo de Dios y haciéndose pasar por Dios …

¿Estamos inmersos en estos tiempos?  Ciertamente desde la revolución sexual del 68 que coincide casi con la conclusión del Concilio Vaticano II, la deserción de católicos y el cierre de Iglesias ha sido la tónica dominante. Pongamos el ejemplo de los Países Bajos que en 1960 tenía dos millones y medio largos de católicos. A partir de 1968 su conferencia episcopal decidió la elaboración de un catecismo de católicos para el mundo, rompiendo con la ortodoxia, defendido bajo los postulados del concilio y que fue aprobado en franca desobediencia al dictamen de la congregación para la doctrina de la fe.   Hoy 50 años más tarde puedan en los Países Bajos sesenta mil escasos católicos y ha sido vendida por inservible la Catedral de Utrecht.

Los efectos del Concilio fueron devastadores. El mal avanzó en 40 años como una apisonadora. El otrora delito del aborto es ahora un derecho.  La muerte asistida un beneficio. La homosexualidad un orgullo; la transexualidad una virtud deseable y fomentada en la educación de los más pequeños. Se niegan abiertamente desde los púlpitos los dogmas más esenciales y se hace escarnio y burla de los sentimientos religiosos en las cabalgatas del orgullo gay que suelen terminar leyendo un manifiesto blasfemo en alguna iglesia de algún párroco militante con esa causa.

La sociedad cristiana va poco a poco claudicando como ajena a todo este drama moral, viendo como sus dirigentes son verdaderos apostatas de la fe. Escuchar hablar de Dios en algún programa, salvo para insultarlo es una quimera. Y los programas como gran Hermano o la isla de las tentaciones hacen apología de la infidelidad, de la promiscuidad de los antivalores de la indecencia…. Hay que ser el más villano del grupo, el más listillo, el menos solidario, el que más folla, para ganar el concurso.  Se trata de una sociedad corrupta en sus costumbres. Que como en tiempos de Noé cuando vino el diluvio, piensa que no está pasando nada, pero sí que está pasando.

Volvemos al génesis.

Si algo nos explica el Génesis es que el Creador no quiere que sus criaturas jueguen a ser dioses, a experimentar con la raíz de la vida, con los sellos de su identidad y no lo quiere en ningún caso porque el cuerpo es templo sagrado del espíritu. Y manipular el cuerpo es manipular la obra primigenia de Dios. El hombre al ser creado a imagen de Dios, es decir con entendimiento, voluntad y libre arbitrio, está en este aspecto cualificado para llegar a las mayores metas del conocimiento, pero teniendo en cuenta, que lo que llegue a descubrir no puede ser alterado sin invadir un campo que no es de su competencia y sobre el que Dios le pidió respeto y abstención. Esto se refleja en el génesis en la prohibición de tomar del árbol del conocimiento.

2:16 Y mandó Jehová al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;
2:17 Más del árbol del conocimiento no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

Pero con la idea de jugar a ser Dios el hombre desobedeció, tomo del fruto del conocimiento engañado por la serpiente y fue castigado duramente por el altísimo con la perdida de muchas de sus capacidades, se hizo vulnerable a la enfermedad y a la muerte. Y fue expulsado del paraíso. A esto se le llamó el pecado original, que removió la soberbia en el corazón de nuestros primeros padres.

No aprendió el hombre de aquello y nos cuenta el génesis como por culpa de lo mismo, es decir de un experimento capaz de alterar la genética humana apareció una nueva especie en la tierra fruto de que uno seres misteriosos y superiores que habitaban el planeta (llamados los hijos de los Dioses) tomaron a las mujeres humanas que les parecieron de gran belleza y así nacieron los gigantes, que fueron los grandes héroes de aquella época….

Así nos lo describe el Génesis en el capítulo VI referido a la Maldad de los Hombres. Y Así ordenó Dios la primera destrucción planetaria mediante el diluvio universal, que podemos situar sobre los diez mil años antes de Cristo, y que destruyó a toda una civilización de avanzada tecnología, los constructores de pirámides esparcidas por todo el planeta….  A modo de ejemplo tenemos las ruinas de Baalbek en el Líbano, que contienen las piedras más grandes que se conocen en el mundo talladas por el hombre, que dejaron boquiabiertos a los Romanos, incapaces de comprender como las movieron y así nos dejan a nosotros hoy en día, imposibles de mover por ninguna grúa actual. Podríamos citar decenas de ejemplos de antigua tecnología inexplicable para el hombre moderno…. Aquellos hombres constructores de las pirámides desaparecieron de la faz de la tierra dejando silenciosas sus construcciones, ocupadas posteriormente por otros hombres… Algunas ciudades como Palenque en México ni siquiera eran conocidas por los Aztecas, aparecieron enterradas en la jungla en excavaciones del siglo XIX

Con el advenimiento del cristianismo …. el respeto por el cuerpo llegó a cambiar hasta la cultura mortuoria. Al principio se pensó que la resurrección de la carne sería con el mismo cuerpo que se había tenido en vida y la incineración pasó a ser un recuerdo pagano. De ahí las catacumbas, que eran esencialmente cementerios clandestinos para huir de la costumbre incineradora.  Desparecieron igualmente los tatuajes y las manchas sobre el cuerpo sagrado templo del espíritu santo. Ambos casos son casi norma en la inculturación pagana de nuestros tiempos, la gente se incinera y se tatúa de nuevo como si tal cosa…

Pero los avances científicos en materia de biogenética sobre todo por el descubrimiento y aislamiento del genoma humano y la posibilidad de la clonación de órganos como posible solución médica; abrió un campo nuevo de investigación,  que supuso un desafío para la iglesia, carente de respuestas evangélicas directas, ante las propuestas vanguardistas en materia de reproducción asistida, y métodos de anticoncepción, que de forma segura y eficaz han permitido doblegar la naturaleza humana separando completamente la sexualidad de su fin antropológico, la procreación.

La sexualidad así concebida, y así liberada paso a tener un fin primordial meramente concupiscente.  El sexo para concebir paso a ser casi esporádico y la posibilidad de concebir sin sexo una oferta sugestiva a quienes no podían concebir por mandato natural, o llegaban tarde a dicha decisión. A todo esto, se unió el aborto seguro, libre y barato.

La separación de la sexualidad de su fin antropológico y el respeto sagrado por la concepción desplomó la vida matrimonial.  Miles de matrimonios se vinieron abajo sobre todo en occidente; pero también está pasando ya en los lugares más subdesarrollados donde las nuevas industrial farmacéuticas se jactan, como en este último congreso de Bayern en Múnich en octubre de este año, de haber esterilizado a diez millones de mujeres africanas, en lo que consideran un gran beneficio al planeta, sin importarles que pasará en el alma y en la dignidad de todas esas mujeres arrancadas al fin para el que nacieron,  la posibilidad de concebir, tratadas como si fueran vulgares animales.

Esta primera revolución se trató de combatir por la iglesia cuando luchaba por la dignidad humana y le importaba un pepino el cambio climático pues lo fiaba todo al mensaje del creador.  La creación al servicio del hombre, pero no al revés.  Y al mensaje de Jesucristo, «el cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán» «yo hago nuevas todas las cosas».

En esta batalla se presentó la iglesia católica cuando la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la ciencia y la Cultura –UNESCO- firmó un acuerdo con el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum con el que se estableció una cátedra UNESCO en Bioética y Derechos Humanos. Esta cátedra incorporada en el Instituto de Bioética y Derechos Humanos promovía un amplio intercambio de ideas y ofrecía la posibilidad de compartir experiencias diferentes a través del diálogo entre las instituciones superiores de diferentes países, especialmente de los países en desarrollo.

Para este imperio del mal, conformado en una pinza entre las multinacionales Vanguard y Black Rock, que controla toda la industria farmacéutica y los medios de comunicación; más el gigante marxista chino trabajando en la misma dirección,  la iglesia católica y su red de universidades con asignaturas de bioética luchando por la dignidad del ser humano, era como la tierra media descrita por JR Tolkien en el Señor de los Anillos,  el único bastión capaz de parar a Sauron, y la única moral que seguía  referenciando a partidos políticos y gobiernos de mantener la huella del humanismo cristiano y no caer en la apostasía generalizada, que pretende convertir al hombre en una rata de laboratorio; lo que casi ha conseguido aprovechando a los fetos humanos destrozados  y a los embriones como elementos terapéuticos al servicio de la medicina en una especie de espiral antropófaga de nuevo cuño.  Matar, deshacer a los niños para alimentar nuestra salud.   Un experimento macabro que el Papa Juan Pablo II definió como la cultura de la muerte.

Mataron a Juan Pablo I; Lo intentaron con Juan Pablo II; y dinamitaron a Benedicto XVI, dando el golpe mortal a la tierra media.  Por fin la han tomado completamente. Han tomado el bastión de la iglesia. Han dejado inerme a la sociedad civil con valores remanentes que ni tan siquiera puede invocar ya las encíclicas del Vicario de Cristo, porque el Vicario de Cristo actual ha renunciado expresamente a ese título, y los nuevos inquilinos de la otrora Roma católica son como Judas, el primer avalista del maligno, hasta el histórico punto, de que la Bergogliana encíclica «Fratela Tutti» …. Cita más de 25 veces la máxima bajo la que rodaron miles de cabezas de cristianos en Francia…al grito de Igualdad, legalidad y Fraternidad.  Éxito rotundo de este Papa aplaudido a rabiar por todas las logias masónicas del mundo, algo sin precedentes en la historia de la iglesia, como tampoco lo tiene que sean los personajes más abyectos contra los sentimientos y cultura católica los que defienden y cierran filan en favor de este esperpéntico personaje, que ha pactado secretamente imagino que a cambio de financiación, destruir a la brava y santa iglesia mártir china, para reconocer a la farisaica iglesia oficial de curas ordenados por el  partido comunista. Algo que repugna la inteligencia.

Sí …me cuesta reconocerlo… pero el tiempo de las profecías nos ha cogido de lleno.  Como nos contó María en su aparición de la Salette (aprobadas por la iglesia) …. Roma perderá la fe y la apostasía vendrá por la cabeza.

Pero el experimento macabro no termina ahí, sino que lo visto era casi el comienzo de un mal sueño que jamás creímos que íbamos a tener que transitar.

Cuando los jerarcas Nazis fueron llevados a juicio en los tribunales de Nuremberg; se les acusó entre otros, del crimen contra la humanidad, consistente en haber sometido a las prisiones de algunos campos de concentración a experimentos genéticos. Los nazis obsesionados con la superioridad de la raza Aria buscaban fórmulas de esterilización con las que erradicar por inviabilidad a estirpes raciales inferiores, algo que ya no resulta sorprendente en la mente de los actuales magnates de las élites imperantes. Se lleva haciendo en África con vacunas de diseño desde principios de este siglo.

El shock que para nuestros ya antepasados supuso aquel descarrío ético y moral con seres humanos, fue recogido en un concierto histórico en la Convención de Ginebra del año 1949 en cuyo artículo 147 se prohibió tajantemente bajo pena de crimen de lesa humanidad, el someter al ser humano a experimentos biológicos.

Pero el ser humano ha seguido en gran parte con su maldad por influencia del maligno avanzando en el conocimiento y tomando todos los frutos que le sean posibles en un desafío a Dios sin precedentes. Involucrado en obtener el control poblacional fruto de su capacidad de descubrir los secretos de las fuentes de la vida, para obtener, dicen ellos un mundo ideal sostenible. Así canta el blasfemo himno internacional del socialismo…. del pasado hemos de hacer añicos…. nosotros seremos la redención….

Y en estas llagamos al momento actual de tintes apocalípticos.  Recordaba como hace bien poco (2010) los movimientos como Greenpeace…. ¿Saben dónde se ha metido? ….. Y su fabuloso buque Rainbow Warrior se paseaba por el mundo con el lema STOP a los alimentos transgénicos. Las semillas transgénicas para hacer plantas resistentes a las enfermedades, tecnología solo al alcance de grandes multinacionales, que odian al pequeño competidor ecológico y consiguen extensas plantaciones de Maíz, Soja y Trigo a las que no hacen falta aplicar los costosos insecticidas, las plantas mismas fortalecidas genéticamente se bastan, …. pero las abejas desaparecen alarmantemente.  En los excrementos y deshechos humanos va el material genético modificado a parar a los ríos y desparecen los peces de los ríos y de los ríos a los mares y desaparecen los peces de los mares…. Busquen ustedes en internet…. Pasen y vean lo que dice Greenpeace (auguro en liquidación) de los alimentos transgénicos para humanos…. Y miren lo que ha dicho de la vacuna transgénica para inocular a los humanos… Nada y así llegamos a la edad que será recordada en la historia de la humanidad, 2020, una de las fechas del profeta Daniel para el fin de los tiempos, a los 70 años (una generación judía) del comienzo de los brotes verdes, 1950 el año en que la ONU reconoce a Israel tras 20 siglos, nuevamente el control de Jerusalén…. (el fin del mundo pasa por la restauración del pueblo judío)

Pues bien, nos encontramos ahora en una misteriosa pandemia causada por un misterioso virus, para el que no habría vacuna normal (meter el patógeno muerto en el organismo humano) y esperar su respuesta inmunológica. La respuesta inmunológica, que corresponde a cada persona según su código vital, su ADN sagrado, no de animal, sino de sujeto trascendente, portador de conciencia personal, de entendimiento y voluntad. Esa vacuna se ha desechado por que requiere tiempo…. Mentira …. si no se experimenta requeriría el mismo tiempo que las actuales…. El problema es que es cara…muy cara… cuando han de fabricarse dos mil millones de vacunas. La basura de las inyecciones transgénicas es como siempre la salida más fácil y barata… ¿pero a consta de qué?

Lo más genuino de la creación NUESTRO PROPIO SER, es sometido a un experimento revolucionario.  Las poderosas y multimillonarias farmacéuticas que monopolizan la investigación genética le lanzan, a un hombre aturdido por una pandemia, que causa unas bajas tan relativas, que sonrojarían a cualquier sociedad que haya pasado por las dificultades de una mini guerra, le lanzan repito, un mensaje de la redención salvadora…. No se preocupen…. nosotros tenemos la salvación…, y en tiempo récord fabrican mil quinientos millones de «VACUNAS» de tratamiento genético nunca probadas en el ser humano, sin que nos digan nada sobre el material genético…. ¿ni tenemos derecho a conocer que nos van a inocular en el ensayo genético más bestial de la historia desde la creación?

Estas «vacunas» consisten en recibir en tu cuerpo material genético extraño. En someter tus células a un experimento de cuyo desenlace nada sabemos, pues se necesitan al menos tres o cuatro años para valorar los resultados a medio plazo.  En principio es todo muy OK si has perdido la conciencia de ti mismo.  Si no tienes el menor reparo en ser por primera vez en la historia una cobaya humana para un experimento genético, aunque vaya a salir bien…. Tu cuerpo creado por Dios con un sistema inmune que radica en tu ADN va a ser invadido por un ARN extraño, que se nos oculta, de que tejidos vivos ha salido, Tozinamerán, lo llama Pfizer, que con un MENSAJERO invadirá tus células para ponerlas a trabajar en la fábrica de una proteína similar a la del bicho invasor, que después las células presentaran a tus glóbulos blancos, …. ¡mira lo que me pasa! ….. Para que ellos preparen la respuesta.

Salga bien o no el ensayo, el ser humano además de permitir someterse a un experimento genético sin discernir mínimamente la moral de la situación…. Durante los meses que dure el experimento será ya un ser transgénico. Aquello que hace nada era considerado un escándalo para sus alimentos, ha sido aceptado para sí mismo, sin una sola consideración a su existencia como ser creado, ni a su creador…. ¿y qué pensará de esto Dios? ¿podremos decir como dice el Génesis… y vio Dios que era bueno?….. ¿o quizás juzgará esto como parte del capítulo VI del Génesis…. ¿Y viendo Dios la maldad de los hombres? …. Porque lo que nadie me podrá negar, es que aceptar una terapia génica experimental por una pandemia de mortalidad 0,5 % en el peor de los casos, sin tan siquiera plantearse las razones éticas que hace dos décadas se planteaban en todos los institutos de bioética hoy acallados, es como mínimo dejar el árbol prohibido del paraíso sin una sola manzana.

Claro que una sociedad capaz de felicitarse la navidad efusivamente mientras que solo en el año 2020 se han cometido en el mundo entre 40 y 50 millones de abortos voluntarios…. algo en lo que ya ni se piensa, es una sociedad tan insensible que se regocijará en haber sido parte del experimento y sacará pecho, diciendo yo he servido a la ciencia. Que grandes somos…¡¡¡¡ hemos superado la pandemia …vivan los experimentos genéticos

Para todo esto era necesario desactivar previamente al Vaticano, como así lo hicieron, con un plan cuidadosamente llevado a cabo presionando a Benedicto XVI hasta aceptar dejar el gobierno vaticano en manos de otro, pero sin renuncia a ser Papa. Benedicto, un hombre de una preparación teológica abismal hubiera sido una voz que se hubiera levantado contra el mundo y podría haber alarmado al género humano…. «Esa llamada vacuna es inaceptable, porque en la forma en que se está administrando, puede poner en peligro a la mismísima especie humana» …. Es lo que dicen no obstante algunos genetistas.

Pero ¿que podíamos esperar los católicos de un Papa elegido para esta causa que ha condecorado personalmente a la Holandesa Lilianne Ploumen, la capitana récord del aborto en Holanda? el estado Vaticano que en el caso de la vacuna AstraZeneca (que sí reconoce el uso de tejidos de abortados) ya dijo que esto era bueno por razones humanitarias, sin embargo, despide a los empleados que no quieren vacunarse …… el eslogan proaborto «es mi cuerpo yo decido» parece que no juega para esta causa…. Es mi cuerpo, pero yo no decido si me quiero o no someter a un tratamiento transgénico.

Pero a parte de la oscuridad de no querernos contar de que compuesto sale el material genético de las vacunas que nos ponen, solo nos dicen el excipiente, las instrucciones técnicas de la vacuna Pfizer al alcance de cualquiera en el Ministerio de Sanidad, no engañan a nadie. Examinadas detenidamente nos cuentan sin tapujos, que no garantizan la inmunidad de todos los receptores… que ignoran el tiempo de duración de la inmunidad en cada caso…. que no se han experimentado los efectos a medio y largo plazo…. Y sobre todo que no se han hecho estudios sobre sus efectos (ninguno) en los menores de 12 años….  ALARMA. Me saltan las alarmas cuando se pretende hacer uso de una vacuna en este caso completamente experimental en la joven población humana de reemplazo, para el que su sistema inmune había salido airoso de esta batalla…. Ahora sí que veo a Dios especialmente enfadado. Ahora sí que no tengo dudas del abuso experimental al que esa mega industria que trabaja para el enemigo está sometiendo a la raza humana. No había necesidad alguna de vacunar a los niños, salvo que los quieran hacer dependientes transgénicos.

Y ¿existe la posibilidad de que el experimento salga mal a medio plazo y el material genético extraño nos invada? sí existe esa posibilidad y no es ni mucho menos remota… es el debate científico abierto, que uno puede ver en multitud de revistas serias y explicado hasta con gráficos y por gente vacunada… ¿y cuál sería el efecto? ….. lógicamente los tumores.

Y ¿porque me persiguen porque no quiero formar parte de esto? …….  ¿no debería ser explicado e informado a las gentes? …. Tienen obligación legal…. vivimos en un mundo donde todo está regulado y los tratamientos en ensayo requieren prescripción que analice previamente tu estado de salud confrontándola con los efectos de la vacuna; pero no quieren hacerlo, primero porque los efectos adversos están aún cogidos con alfileres y segundo, porque explicado todo ello frente a la aguja…. muy pocos se someterían al experimento. Por el contrario, estamos sometidos a una intoxicación vacunaría coactiva para que nos sometamos.

De momento valga como dato que Pfizer le ha pedido a la OMS que refrende su inmunidad judicial hasta finales de siglo.

¿Y si el experimento sale mal?….. pues estaremos muy cerca de la extinción de nuestra raza que se lo habrá buscado como en los días del Diluvio.

Que tristeza acabar así ¿verdad?…. El hombre transgénico y sometido a un experimento macabro; ¿será el castigo por la soberbia del pecado original? ….. y engañados nuevamente por la serpiente comieron el fruto prohibido porque creyeron que así vivirían, pero fueron duramente castigados como en los días de Noé.

 

 

 

 

 

 

 

 

Un comentario en «EL EXPERIMENTO | Por Rostroazul»
  1. Tristemente queda muy claro que la vida ha perdido valor para la raza humana.
    Salvarla será tarea difícil pues gran parte de la humanidad ha aceptado formar parte del experimento genético, y lo más decepcionante de todo es ver como miles de llamados cristianos se han saltado los valores fundamentales de Dios como es el respeto a la vida, y Dios Jehová debe estar dolido y encolerizado ante tal pasividad.
    Pero su cólera llegará tarde o temprano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.